El Ejercicio para Sobrevivientes de Cáncer: Respuestas a Preguntas Comunes

Lunes, 08 de junio de 2015

La vida como sobreviviente trae penas emocionales y físicas, incluyendo síntomas secundarios como la nausea, el dolor, subida de peso, insomnio, y fatiga. Estos síntomas pueden hacer difícil una rutina regular de ejercicio. La buena noticia es que mantener el mismo nivel de ejercicio que tenia antes de su tratamiento, o incrementar este nivel, es seguro y recomendado. El ejercicio durante y después de su tratamiento puede mejorar sus niveles de energía, su salud física, y su calidad de vida.

¿Cuáles son las recomendaciones?

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU. (DHHS en inglés) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan 150 minutos de ejercicio moderado, o 75 minutos de ejercicio vigoroso, por semana para personas mayores de 18 años. Ejercicio de intensidad moderada incluye caminar rápidamente, cortar la yarda, usar bicicleta, o trapear. Ejercicio de intensidad vigorosa incluyeexcursionismo, trotar, baloncesto, o futbol.

También recomiendan ejercicios para fortalecer los músculos practicados dos veces por semana. Estudios demuestran que estas recomendaciones son seguras para personas con cáncer durante y después de su tratamiento.

¿Cuáles son los beneficios?

Los beneficios de ejercitar durante y después de su tratamiento incluyen menos ansiedad, menos dolor físico, mejor función física, mejor calidad de vida, y menos fatiga. El ejercicio también es una manera fácil y segura de reducir la incidencia de enfermedades asociadas con el tratamiento de cáncer, como la osteoporosis, enfermedad cardiovascular, el desbalance, y la diabetes. Finalmente, el ejercicio no solo le ayuda a sentirse mejor si no que también le ayuda a mantener un peso saludable, así disminuyendo el riesgo de presión alta y de cáncer del colon, esófago, riñones, o páncreas.

¿Qué tipo de ejercicio es recomendado?

El DHHS y la Sociedad Americana Contra El Cáncer explícitamente recomiendan "evitar la inactividad" y comunican que "cualquier actividad física es mejor que nada."

Los tipos de actividad física incluyen:

  • Ejercicio aeróbico: Sube su ritmo cardiaco e incluye caminar, andar en bicicleta, o correr.
  • Ejercicios de caminata: Use escaleras en lugar de elevadores, camine por su vecindario, o camine a sus mandados.
  • Ejercicios de pesas: Previenen perdida de masa muscular debido al tratamiento. Puede usar pesas pequeñas o grandes, botellas de agua, o maquinas.
  • Ejercicios de balance: Simplemente caminar en una línea (un pie delante del otro), caminar en las puntas de los pies, o hacer yoga ligero.
  • Estiramientos: Ayudan a mantener sus músculos sanos, fuertes y flexibles.

Para incorporar más actividad física en su vida, hay muchas opciones fáciles, incluyendo lavar su carro, barrer o trapear, salir a bailar, caminar a su trabajo o lonche, brincar soga, o cortar el césped.

¿Hay algunas precauciones?

Antes de empezar cualquier programa de ejercicio, comuníquese con su doctor ya que él sabrá si tiene que tener precauciones especiales dependiendo en los tratamientos que haya recibido y estudios como sus cuentas de células rojas y células blancas. Evite hacer ejercicio si tiene dolor, nausea, o vomito que no mejoran con medicamento. Recuerde que el entrenamiento con pesas es seguro para mujeres con cáncer de seno después de su tratamiento, ya que no se ha demostrado incremento en el riesgo de linfedema a causa del ejercicio.

Como con cualquier cosa nueva, empiece lentamente, tome descansos como los necesite, encuentre una pareja de ejercicio, incluya su tiempo de ejercicio en su rutina, y mantenga su ejercicio fácil y divertido.

 

 Artículo de Maria Garcia-Jimenez, MS, compartido desde www.cancer.net

Maria Garcia-Jimenez es una estudiante de medicina en la Universidad de California San Francisco. Después de graduarse continuara entrenamiento en medicina interna, seguido por entrenamiento en oncología. Su interés en las disparidades de la calidad de vida de sobrevivientes de cáncer es apoyado por una beca patrocinada por la Conquer Cancer Foundation (Fundación para Vencer el Cáncer) de la American Society of Clinical Oncology (Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica)

Galería de Videos